Reduce riesgos con las siguientes medidas de seguridad que compartimos contigo. Sin importar el tipo de proyecto, utilizar andamios es una actividad en la que estamos expuestos.




  • Asegúrate de que el tipo de andamio sea el adecuado para el trabajo a realizar, con tal de que sus dimensiones permitan el acceso a las zonas deseadas.
  • No mezcles componentes de distintos fabricantes en un mismo andamio.
  • Asegúrate de que el andamio cuente con la certificación de producto emitida por la entidad correspondiente.
  • Los tubos no deben presentar oxidación, corrosión, deformaciones, modificaciones o deficiencia en su conexión.
  • Comprueba la resistencia de la superficie de apoyo del andamio.
  • Los trabajadores deben contar con los conocimientos suficientes para operar. ¡Nunca confíes en manos inexpertas!
  • Según el tipo de andamio, sigue la secuencia de operaciones de acuerdo con las instrucciones del fabricante para el montaje y desmontaje.
  • Es importante que el andamio quede posicionado a una distancia razonable de la pared.
  • El nivelado debe realizarse desde la parte más alta del terreno.
  • Siempre respeta las cargas máximas admitidas por los componentes del andamio.